10 consejos de la Polinesia Francesa que debes saber para viajar

10 consejos de la Polinesia Francesa que debes saber para viajar

Oceanía

La búsqueda en Internet de fotografías, paquetes de viajes y consejos sobre la Polinesia Francesa ha crecido exponencialmente en los últimos dos abriles. Pero, para muchas personas, el nombre de este país todavía suena más a un paraíso perdido en los Mares del Sur que a un delirio efectivo y tangible. Al fin y al sitio, estamos hablando de un conjunto de cinco archipiélagos situados en los confines del océano Pacífico, aproximadamente a 6.000 kilómetros al este de Australia. Por si la distancia no fuera suficiente, el país es considerado un destino de riqueza por excelencia, habitado por decenas de balnearios de cinco estrellas y precios altísimos. Pero la Polinesia es más accesible de lo que parece cuando ves las distancias que nos separan en ‘Wikipedia' y los precios en las agencias de viajes. Una vez que ahorres poco de efectivo para financiar el delirio y leas algunos consejos sobre la Polinesia Francesa, no tendrás ninguna dificultad para entrar allí.

⇒ DÓNDE ALOJARSE EN POLINESIA: Del riqueza a lo súper moderado
⇒ GUÍA DE VIAJE DE POLINESIA: ¡Todo lo que necesitas memorizar!

Ir a la Polinesia es un sueño que todo viajero debería realizar. Sus islas más famosas, Bora Bora, Moorea y Rangiroa, están consideradas algunos de los rincones más bellos y románticos del mundo, donde las montañas se encuentran con el mar más azur que puedas imaginar. La Polinesia sigue siendo un comarca perteneciente a Francia, aunque tiene su propia moneda –el franco polinesio–, un presidente e incluso un equipo de fútbol. Por eso, allí se escuchará más ‘Oh là là' que ‘Ia Orana' (saludo en unión polinesia).

Adicionalmente de realizar un curso cardinal de francés, llena tu cepillo antaño de emprender esta empresa, ya que la Polinesia no deja muchos huecos para el turismo financiero. La buena notificación es que existe una forma muy rápida y directa de entrar a esta combinación incomparable de amabilidad polinesia y «alegría de radicar» francesa: ¡un revoloteo semanal de LATAN cubre la ruta Sudamérica-Paraíso en sólo 17 horas! Consulta estos y otros consejos polinesios que necesitas memorizar antaño de delirar:

Consejos de la Polinesia Francesa: más cerca de lo que crees

Mucha parentela acaba desplazándose hasta Los Ángeles u otras ciudades de la costa oeste saco para delirar desde Brasil hasta la Polinesia, en un delirio de más de 30 horas y muchas paradas. Pero hay un revoloteo por semana que hace el delirio lo más rápido posible, en casi nada 17 horas, saliendo directamente desde Sudamérica en torno a Oceanía.

El avión de LATAN sale de Santiago de Pimiento los lunes, hace escalera en Isla de Pascua durante aproximadamente una hora y luego se dirige a Papeete, donde llega el mismo día porque el huso horario está al revés. El revoloteo de regreso es los martes. Por eso, es bueno planificar tus reposo en la Polinesia sabiendo que tendrás que permanecer allí al menos una semana, dos, tres, etc. Aprovecha para hacer una parada de dos o tres días en Isla de Pascua, otro increíble destino para inspeccionar.

Consejos Polinesia Francesa – Transporte a las islas

El aeropuerto internacional de la Polinesia se encuentra en la caudal, Papeete, pero casi nada hay turistas que se queden para ver la ciudad. Lo más habitual es dirigirse desde allí a las islas, siendo Bora Bora, Moorea y Rangiroa las más populares entre los viajeros. El revoloteo de LATAN de Sudamérica a Polinesia llega a las 23:00 horas, por lo que te verás obligado a adormecerse al menos una indeterminación en Papeete antaño de continuar tu delirio a la mañana ulterior.

Si tu primera parada es Moorea, lo mejor es reservar un hotel en el centro de la ciudad, cerca del andén desde donde salen los ferrys en torno a la isla. Si se alcahuetería de Bora Bora o Rangiroa, a donde sólo se puede entrar volando con Tahiti Air, lo mejor es alojarse cerca del aeropuerto, donde hay varias opciones de hoteles, para poder enredar nuevamente al día ulterior.

Foto: Ticiana Giehl y Marquinhos Pereira/Escolha Desplazarse


Consejos de la Polinesia Francesa – Clima interior

Fuera de la caudal, Papeete, no espere encontrar instalaciones de gran ciudad como tiendas, cajeros automáticos, una variedad de productos y mercados abiertos las 24 horas del día o los domingos. Incluso la isla más turística de la Polinesia, Bora Bora, está habitada por sólo 6.000 personas y funciona a ritmo de ciudad pequeña. Casi todos los establecimientos comerciales cierran posteriormente del piscolabis para la siesta y no vuelven a rajar hasta las 15:00 horas. Muchos no trabajan los domingos. En este día de la semana, de hecho, está prohibida la liquidación de bebidas alcohólicas fuera de bares y restaurantes.

Consejos de la Polinesia Francesa – Despierta con el sol

Prepárate para saltar de la cama con las gallinas. La vida en la Polinesia tournée en torno a del sol y comienza tan pronto como sale, en torno a de las 5:30 am. A las 7 de la mañana todos los comercios ya están funcionando y, a las 9 de la mañana, el calor empieza a arder. Entre las 13 y las 15 horas, muchas personas abandonan la playa porque el sol es demasiado robusto y regresan sólo posteriormente de una siesta o de terminar sus actividades costeras.

El atardecer se produce sobre las 18.00 horas, a la misma hora que empiezan a servirse las cenas en la mayoría de los restaurantes, que estarán completamente llenos a las 19.00 horas. Muchos lugares dejan de servir comidas a las 20:30 horas y sólo abren para tomar bebidas hasta las 22:00 horas como mayor. Y a las 23 horas reina el silencio para adormecerse, porque al día ulterior todo vuelve a abrir muy temprano.

Atardecer en Bora Bora - consejos de la Polinesia Francesa

Foto: Ticiana Giehl y Marquinhos Pereira/Escolha Desplazarse


Consejos de la Polinesia Francesa – Parné y cambio

En la Polinesia no hay oficinas de cambio como las que conocemos en Brasil, ni siquiera en el aeropuerto de la caudal, Papeete. La moneda restringido, el franco polinesio, debe cambiarse en cajeros automáticos marcados con «cambio» o directamente en los bancos, lo que significa que tienes que ir a un pueblo y hacer nalgas, cuando lo que quieres es estar bebiendo una piñacolada pegado al parcialidad. .

Adicionalmente, cada parcialidad tiene sus propias tarifas por cambiar efectivo, ya sea en la máquina o en el cajero, y puede ser sobrado elevada (en torno a de 15 dólares estadounidenses). La posibilidad más económica para tener efectivo a mano en Polinesia es retirar con maleable de débito en cajeros automáticos internacionales, que sólo cobran una comisión de retiro, no una comisión de conversión. Al final, el dólar y el euro son aceptados como moneda en el país, aunque siempre perderás un poco con el tipo de cambio no oficial que utilizan los locales.

Dicas da Polinésia Francesa – ‘Disculpe'

Si te alojas en complejos turísticos, no tendrás que preocuparte en rotundo por el idioma, ya que todos los empleados de las principales cadenas hoteleras hablan inglés con fluidez. Pero si vas a realizar un delirio más financiero y tu hotel está fuera del circuito cinco estrellas, es buena idea asimilar poco de vocabulario cardinal de francés –idioma oficial de la Polinesia– antaño de enredar.

Todos los que trabajan en el comercio en lugares turísticos, como Bora Bora y Moorea, tienen dificultades para cuchichear inglés y muchos aprenden de los visitantes porque las clases son muy caras. Pero el alivio que muestran cuando dices unas palabras en francés es evidente. Siga todavía la marbete francesa: diga siempre ‘buenos días' o ‘hola' cuando llegue a algún extensión (‘bonjour'), ​​diga ‘disculpe' antaño de cuchichear con cualquiera (‘excusez-moi') y diga gracias al despedirse (‘excusez-moi') ‘merci').

Hotel Hilton en Moorea - consejos de la Polinesia Francesa

Foto: Ticiana Giehl y Marquinhos Pereira/Escolha Desplazarse


Consejos de la Polinesia Francesa – Prepara tu saquillo

Hablando de viajes económicos, debes memorizar que todo en la Polinesia Francesa es muy caro. Una simple hamburguesa en un snack bar de la playa pública de Matira, en Bora Bora, cuesta en torno a de 15 dólares EE.UU. Fuera de los mercados, no se puede tragar un vaso de Hinano, la cerveza restringido, por menos de 5 dólares EE.UU. de dos horas para suministrar a las rayas en la isla de Moorea cuesta 90 dólares por persona. Un billete para el revoloteo de una hora entre Moorea y Bora Bora cuesta unos 500 dólares, así que prepara tus ahorros en delirio antaño de designar este corro de cinco archipiélagos como destino de reposo.

Consejos de la Polinesia Francesa – Es posible eludir efectivo

No existe una forma baratura de delirar a la Polinesia, pero no hace desatiendo ser millonario para poner un pie allí. Al tomar algunas decisiones que normalmente no están en nuestro menú navideño, puedes acortar en gran medida el costo del esfuerzo. Inicio por prescindir de los servicios de una agencia de viajes y reserve todo usted mismo, online. Si te alojas en un resort, opta por hacerlo en Moorea, donde los precios son más asequibles.

En Bora Bora, puedes encontrar casas de huéspedes familiares frente al mar por una villa parte del precio de una habitación de cinco estrellas. Opta siempre por los traslados al hotel, ya que suelen ser más baratos que los taxis (algunos incluso pueden ser gratuitos). Operación bebidas y aperitivos en los mercados, dejando solo las comidas principales para comprar en el hotel o restaurante. Y aprovecha para relajarte de verdad apagando el móvil, así ahorrarás en wifi (el golpe a Internet es de plazo en los hoteles de la Polinesia).

Rayo en tour de snorkel en Bora Bora - Consejos de la Polinesia Francesa

Foto: Ticiana Giehl y Marquinhos Pereira/Escolha Desplazarse

*** Escolha Desplazarse estuvo en la Polinesia Francesa en noviembre de 2014 ***