6 atracciones que no te puedes perder

6 atracciones que no te puedes perder

Europa

Presentarse Belgrado, la haber de Serbia, es como hacer un pequeño delirio al pasado. Pasear por sus encantadoras calles, llenas de cafeterías, restaurantes y líneas de tranvía -la interpretación moderna del tranvía- es como transportarse a la Europa de los abriles 70, cuando desplazarse todavía no era la tarea más practicable y no había hordas de turistas circulando por ella. rincones anteriormente ocultos detrás del «telón de hoja» de la Unión Soviética. Y el aislamiento de Serbia fue aún anciano, ya que el gobierno socialista sólo puso fin al trabajo en los países que formaban parte de la ex Yugoslavia en 2000, posteriormente de duras represalias por parte de la Estructura del Tratado del Atlántico Finalidad (OTAN). Por eso, mucha parentela no sabe qué hacer en Belgrado y acaba pasando directamente por la ciudad cuando planea un delirio a Europa del Este.

⇒ DÓNDE ALOJARSE EN BELGRADO y enriquecer muy de poco valor
⇒ GUÍA DE VIAJE DE BELGRADO: ¡Todo lo que necesitas aprender!

Pero la disposición turística de la ciudad es tan noble que las cicatrices de la enfrentamiento se han transformado en las atracciones de Belgrado. Una vez allí, podrás presentarse el monumento a los niños muertos en los bombardeos de la OTAN en el parque Tasmajdan, o los edificios dañados en la calle Kneza Milosa. Todavía existe la posibilidad de participar en recorridos temáticos sobre el tema y presentarse lugares como el cripta y museo de Tito, el líder socialista que gobernó el país durante 35 abriles. Pero si prefiere atracciones más alegres, incluso hay poco que hacer en Belgrado.

Baste entrar en cualquier kafana, las típicas cantinas serbias donde se bebe mucho, se come demasiado, se canta y se percha hasta que se acaban las energías (y encima se fuma mucho, ya que en Serbia no existe una ley antitabaco, ni siquiera en locales cerrados). lugares como restaurantes). Quizás tantos abriles de enfrentamiento fueron exactamente la razón por la que los habitantes de Belgrado siempre estaban sonriendo y divirtiéndose, como si no hubiera un mañana. Mira qué hacer en Belgrado a continuación: ¡6 atracciones que no te puedes perder!

Qué hacer en Belgrado – Templo de San Sava

El Templo de San Sava es la iglesia ortodoxa más noble del mundo y una de las 10 más grandes del planeta entre todas las religiones. Es efectivamente impresionante el edificio blanco coronado por una gigantesca cúpula que proyecta una cruz dorada contra el bóveda celeste azur. En su interior todavía no queda mucho que ver, ya que, aunque inaugurado en 2009, el templo aún no está completamente terminado.

Su construcción se inició en 1895, pero los diversos conflictos que atravesó Serbia y su consiguiente ruina impidieron que se llevara a término durante más de 100 abriles. El punto fue utilizado como estacionamiento por las tropas nazis que invadieron Yugoslavia durante la Segunda Querella Mundial. Hoy, por fin en paz, la iglesia se puede presentarse de 7 a 20 horas.

Foto: Foto: Ticiana Giehl y Marquinhos Pereira/Escolha Alucinar


Qué hacer en Belgrado – Edificios bombardeados por la OTAN

Belgrado fue fuertemente bombardeada por la Estructura del Tratado del Atlántico Finalidad (OTAN) en 1999 como parte de la táctica de las naciones occidentales para derrocar al dictador Slobodan Milosevic y su intervención genocida en la región de Kosovo. Realizados sin la aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU, los ataques fueron considerados ilegales, principalmente porque afectaron a ciudades alejadas de la zona del conflicto y causaron cientos de víctimas civiles.

Para recapacitar al mundo estos terribles días, algunos de los edificios afectados por el ataque tenue quedaron en ruinas en Belgrado. Los más emblemáticos son estos dos ladrillos rojos, situados en la calle Kneza Milosa y que antiguamente formaban parte del Tarea de Asuntos Exteriores.

Qué hacer en Belgrado - Edificios bombardeados por la OTAN

Foto: Foto: Ticiana Giehl y Marquinhos Pereira/Escolha Alucinar


Qué hacer en Belgrado – Calle Skadarlija

Los serbios no pagan impuestos para engullir, copear, retozar y divertirse. No es de expulsar que en Belgrado exista una calle dedicada exclusivamente a la dejadez de bares, restaurantes y kafanas: Skadarlija. Aunque no está a más de dos manzanas, la calle tiene todo lo necesario para advenir una sombra animada al mejor estilo serbio: hay restaurantes familiares, bares jóvenes y kafanas muy turísticas. Para aquellos que no soportan el humo del cigarrillo –como decíamos al principio, en Serbia no existe una ley antitabaco– las mesas en las aceras son la mejor opción.

La calle se hizo popular a finales del siglo XIX, cuando sus kafanas empezaron a ser frecuentadas por personalidades culturales de la ciudad. En Skadarlija vivieron muchos artistas serbios, como el escritor y pintor serbio Dura Jaksic, cuya casa es actualmente un museo amplio al notorio. A la entrada y salida de la carretera, hay un cartel que indica la dirección de varias calles bohemias de todo el mundo y una varilla apuntando en dirección a hacia lo alto, indicando el punto donde acabarás si no sabes controlarte en la dejadez serbia. : en la vidriera, jeje.

Qué hacer en Belgrado - Calle Skadarlija

Foto: Foto: Ticiana Giehl y Marquinhos Pereira/Escolha Alucinar


Qué hacer en Belgrado – Parque Tasmajdan

Encima de ser uno de los rincones verdes más grandes de la ciudad, el Parque Tasmajdan está saciado de pequeñas atracciones para disfrutar de una deliciosa mañana o tarde al aerofagia suelto en Belgrado. Empezando por la Catedral de San Marcos, otro bello ejemplo de casa ortodoxa en la ciudad. Todavía hay una fuente musical, cuyas aguas se mueven según el ritmo que sale de los parlantes (muy popular entre perros y niños, jeje).

Pero, como era de esperarse cuando se prostitución de Belgrado, incluso quedan saludos de la enfrentamiento. En el parque Tasmajdan se encuentra el monumento a los niños muertos en los bombardeos de la OTAN en 1999. Encima de ser ilegales, los ataques perpetrados en las mañanas de los días laborables acabaron afectando a las escuelas, que estaban llenas. De ahí el gran número de niños entre las víctimas.

Qué hacer en Belgrado - Parque Tasmajdan

Foto: Foto: Ticiana Giehl y Marquinhos Pereira/Escolha Alucinar


¿Qué hacer en Belgrado – Kafana ‘?'

‘Kafana' es la palabra serbia para los tradicionales comedores locales, donde suelen comportarse músicos en las mesas y donde se sirven platos y bebidas típicas como Pljeskavica (hamburguesa de carne) y Rakija (coñac a saco de frutas). Y ningún es más simbólico para los lugareños –o más atractivo para los turistas– que el ‘?'. Así es, el restaurante se lumbre «signo de interrogación». Situada en la calle Kralja Petra, es la kafana en funcionamiento más antigua de Belgrado.

Construido en 1823, el edificio fue propiedad de la grupo vivo serbia ayer de caer, por así decirlo, en brazos del pueblo. El nombre inusual deriva del hecho de que siempre era difícil aprender qué pasaba en su interior: si era comida, bebida, juegos ilegales, música, bailoteo, etc. Hoy en día, encima de ser un restaurante de excelente calidad, ¡incluso es de poco valor! Un plato de carnes variadas acompañado de dos cervezas grandes cuesta unos míseros 16,60 dólares. Y no olvides solicitar una gala privada de uno de los grupos de músicos que frecuentan el punto por las noches.

¿Qué hacer en Belgrado - Kafana '?'

Foto: Foto: Ticiana Giehl y Marquinhos Pereira/Escolha Alucinar


Qué hacer en Belgrado – Parque Kalemegdan

Kalemegdan es el parque más noble y el corazón verde de Belgrado, donde todo el mundo corre en exploración de sombra en las tórridas tardes de verano de la haber serbia. Su anciano atractivo es la Fortaleza de Belgrado, un conjunto de estructuras defensivas que se construyeron a lo dilatado de muchos siglos. Hay murallas romanas originales, fuentes construidas durante la ocupación del Imperio Turco, torres, puertas y puentes. Encima de la fortaleza, el parque alberga senderos, monumentos, galerías, parterres, fuentes, museos, iglesias, capillas y el zoológico de Belgrado.

Uno de los aspectos más destacados es el Monumento Pobednik, construido originalmente para exhibirse en el centro de la ciudad, pero cuya desnudez no agradó a la sociedad de la época. ‘Escondido' en el parque, hoy hace como muchos belgradenses y contempla la puesta de sol sobre la conjunción de los ríos Sava y Danubio (sí, el del Bello Danubio Celeste). Kalemegdan está amplio al notorio las 24 horas del día, de forma gratuita.

Qué hacer en Belgrado - Parque Kalemegdan

Foto: Foto: Ticiana Giehl y Marquinhos Pereira/Escolha Alucinar

*** Escolha Alucinar estuvo en Belgrado en junio de 2015 ***