Cómo visitar Bora Bora, el lugar más romántico del mundo

Cómo visitar Bora Bora, el lugar más romántico del mundo

Oceanía

Seguro que has soñado con casarte o sobrevenir tu retrato de miel en una isla de arenas blancas, frondosos cocoteros, bañada por el mar más cerúleo que puedas imaginar y salpicada de bungalows de ostentación, donde tomar champán adyacente a tu gran inclinación… Porque esta descripción corresponde 100% a la Isla de Bora Bora, en la Polinesia Francesa, considerada por muchos como ‘el circunscripción más romántico del mundo'. Si se te iluminaron los luceros, hay dos cosas que debes memorizar antaño de comprar un billete para pasar revista Bora Bora: primero, es un alucinación caro; En segundo circunscripción, la distancia es larga. Pero, si hay un circunscripción en el mundo que compensa estas dos cosas, ¡definitivamente es Bora Bora!

⇒ PREPARA TU BOLSILLO: ¿Cuánto cuesta correr a la Polinesia Francesa?
⇒ DESCUBRE dónde alojarse en la Polinesia Francesa: de ostentación a súper despreciado

Polinesia no es oficialmente un país, aunque goza de un buen nivel de autonomía que incluye su propia moneda y presidente, sino un demarcación de ultramar que pertenece a Francia. Y nadie entiende mejor el romanticismo que los franceses, ¿verdad? Así que combina el ‘l'amour' francés con un especie de islas ubicadas en la porción más bella del Pacífico Sur y… ¡voilá! Esta ecuación sólo podría dar como resultado el circunscripción más romántico del mundo.

Bora Bora es la más famosa de las más de 100 islas polinesias. Habitada por tan pronto como 9 mil personas, está rodeada de arrecifes de coral e islotes, que forman a su rodeando una lago de agua salada de 80 km². En el interior, el mar es tranquilo, transparente y muestra una paleta de colores que va desde el verde irreal hasta el cerúleo increíble. Este entorno de ensueño sirve de telón de fondo a las innumerables bodas que se celebran cada día en los grandes hoteles.

Sí, por si la belleza natural fuera poco, la isla alberga innumerables resorts de cinco estrellas, como Hilton, Sheraton, St. Regis y Sofitel, que han construido bungalows sobre el agua perfectos para los primeros días de vida en pareja. con mucho ostentación y confort. . ¿Tienes ganas de comprar anillos? Así que descubre algunos consejos sobre cómo pasar revista Bora Bora, hacer las maletas y enamorarte de una vez por todas.


Cómo pasar revista Bora Bora – Cuándo ir (o no)

El clima es un cifra importante a tener en cuenta cuando se viaja a Bora Bora y a la Polinesia Francesa en común. Posteriormente de todo, nadie quiere satisfacer mucho patrimonio para quedarse atrapado en el interior de un resort conveniente al mal tiempo, ¿verdad? Y cuando llueve en la Polinesia, ¡llueve de verdad! La temporada de lluvias va desde diciembre hasta finales de febrero, mientras que la temporada sequía dura el resto del año.

Al mismo tiempo, si no te importa sobrevenir unas horas de bóveda celeste corriente al día, es durante la temporada de lluvias cuando los complejos turísticos están más vacíos y tienen precios menos exorbitantes. Evite los meses de junio, julio y agosto. Es la temporada de receso de verano en el hemisferio ártico y las islas estarán superpobladas, adicionalmente de ser más caras de lo común.

Foto: Ticiana Giehl y Marquinhos Pereira/Escolha Viajar


Cómo pasar revista Bora Bora – Cómo salir

La Polinesia Francesa sigue siendo un destino poco visitado por los brasileños, pero salir hasta allí –e incluso a Bora Bora– no es tan difícil como parece cuando localizamos el país en Google Maps. Hay un revoloteo semanal de LATAN que sale de Santiago de Pimiento y llega a Papeete, la renta de la Polinesia, en unas 10 horas. Puedes rendir el alucinación para pasar revista la Isla de Pascua, donde el avión hace escalera. Casi tan tratable como correr a Europa, ¿verdad?

Desde Papeete, simplemente súbete a uno de los varios vuelos regionales diarios de Air Tahiti y en 45 minutos estarás en Bora Bora. El aeropuerto de la isla está en un islote, o ‘motu', desde donde necesitarás transporte en barco para salir. Si te alojas en un resort, un barco privado te recogerá directamente a tu arribada. Si te alojas en la renta, Vaitape, u otras localidades de la isla principal, tendrás que coger el ferry que hace el corto trayecto hasta el terminal y que es tirado. Una vez en tierra firme, podrás tomar un taxi o concertar un traslado con tu hotel con anticipación.

Foto: Ticiana Giehl y Marquinhos Pereira/Escolha Viajar


Cómo pasar revista Bora Bora – Dónde alojarse

La mayoría de los turistas que van a Bora Bora o a cualquier otra isla de la Polinesia sueñan con alojarse en los bungalows construidos sobre las aguas de un cerúleo fluorescente, los que aparecen en las postales (o en los salvapantallas de los ordenadores en la era posterior al papel). En Bora Bora existen numerosas cadenas de renombre internacional -como Hilton, St. Regis y Four Seasons-, sólo tienes que investigar cuál te gusta más y hacer una reserva. La gran mayoría de ellos están en motus, que son los islotes que rodean la isla principal, y todos tienen playa privada.

Alojarse en uno de estos bungalows es efectivamente una experiencia de ensueño, pero prepara tu billetera, amigo, ¡porque estamos hablando de tarifas diarias que rondan los 650 dólares! Y eso sólo con desayuno incluido. Si quieres desencarecer un poco el coste del alojamiento, opta por bungalows en tierra firme, que empiezan en 350 dólares EE.UU.. Para economizar un poco más, elige un resort que esté en la isla principal, y no en un motu, ya que son un poco más baratos.

Pero si no tienes presupuesto para ninguna de las opciones anteriores, no te preocupes. Bora Bora tiene una playa pública en la isla principal que es considerada una de las más bellas del mundo: Matira Beach (en la foto de debajo). Al ser notorio, el ataque es tirado para cualquier turista, ya sea que se aloje en el St. Regis o en el albergue de la arista. Hay varios hoteles y casas de huéspedes a 10 minutos a pie de Matira que cuestan un tercio del precio del hotel de cinco estrellas más despreciado en Bora Bora (consulte el sugerencia de alojamiento de Nominar Delirar).

Foto: Ticiana Giehl y Marquinhos Pereira/Escolha Viajar


Cómo pasar revista Bora Bora – ¿Cuánto cuesta?

Como puedes ver en los precios del resort, pasar revista Bora Bora es una experiencia increíble pero costosa. Aceptablemente hombre. Hablamos del circunscripción donde Nicole Kidman y otras estrellas de Hollywood suelen ir de receso o incluso comprarse una islita… Y no sólo el alojamiento, sino todo lo relacionado con el turismo es caro en Bora Bora y en la Polinesia en común: el transporte , comida, bebida, tours, ataque a internet (no, el wifi no es tirado en los hoteles de esta parte del mundo).

Puedes consultar aquí nuestra directorio completa de gastos, pero, en un panorama común, digamos que, haciendo un alucinación muy crematístico – con alojamiento en Matira y comprando la veterano parte de la comida en el minimarket -, no gastarás menos de US$ 200 por día en pareja. Sin incluir costos de pasajes aéreos. Si desea alojarse en un bungalow sobre el agua y manducar todas sus comidas en los restaurantes del hotel, el promedio asciende a 800 dólares por día por pareja.

Foto: Ticiana Giehl y Marquinhos Pereira/Escolha Viajar


Cómo pasar revista Bora Bora – Qué hacer

La mayoría de turistas van a Bora Bora para no hacer exactamente NADA más que salir por la puerta de su bungalow y tirarse en una tumbona o hamaca adyacente al mar. Pero, si quieres un poco más de emoción, hay algunos tours y actividades disponibles. Puedes sobrevenir el día en Matira, ya que en los alrededores hay chiringuitos, así como algunos restaurantes. Si prefieres hacer un picnic para no tener que salir de la arena, igualmente hay un minimercado cerca, a unos 20 minutos andando. No se alquilan tumbonas, pero algunos árboles proporcionan sombra más que suficiente.

A última hora de la tarde no te pierdas el espectáculo del figura rey realizando su última inmersión en las aguas del Pacífico Sur.Otro paseo muy popular entre los turistas que acuden a Bora Bora es el paseo en barco rodeando de la isla. Puedes reservar en cualquier hotel, ya que decenas de barcos de diferentes compañías realizan el itinerario todos los días, llueva (¡y adicionalmente llueve!) o haga sol. Pero prepara tu billetera, porque el precio es elevado: cero menos que 100 dólares por persona. Te lastimó el saquillo, ¿no? Pero no hay cero que hacer en la Polinesia que no sea caro y al menos la cerveza es gratuitamente.

En el itinerario visitarás el Jardin du Corail, o Parterre de Coral en francés, un pequeño arrecife emplazado entre la isla principal y Motu Piti Aau, cerca de la costa donde se encuentra Matira. Allí nadarás con miles de peces de todos los colores y verás corales y flora escuadra en todas las formas imaginables. Posteriormente, llega el momento de nadar con las mantarrayas, que aquí son tan amigables como en Moorea. La tercera parada es en aguas más profundas, para nadar con los tiburones punta negra y igualmente ver tiburones limonada, que alcanzan hasta tres metros, nadando lentamente en el fondo…

Finalmente, tiempo para el desayuno, que consta de platos típicos y servido en un motu. La última parada es un circunscripción para hacer snorkel al otro banda de la isla, desde donde regresas al punto de partida y completas el circuito rodeando de Bora Bora. Hablando del Jardin du Corail, puedes retornar allí cuando quieras si te alojas cerca de la playa de Matira. Se encuentra a unos 20 minutos en kayak, que la mayoría de hoteles y pensiones alquilan a los huéspedes. Simplemente déjalo en el islote al banda del arrecife y haz snorkel sin tener que regresar.

Igualmente existe la posibilidad de coger un barco taxi hasta Motu Piti Aau (en la foto inferior), el más vasto de Bora Bora y donde se encuentran algunos de los resorts de la isla. Hay una parte que es de libertado ataque y en la que vive una señora que ofrece sombra, tumbonas y refrigerador a los visitantes, para que puedan robar comida y bebida para sobrevenir el día allí. La playa está desierta y no hay señales de vida más que la casa de la anfitriona. Adicionalmente de todo esto, igualmente se encuentran disponibles los mismos tours a heroína o en 4X4 por el interior de la isla de Moorea. Desde lo detención de las montañas es posible tener una sagacidad indescriptible del paisaje.

Foto: Ticiana Giehl y Marquinhos Pereira/Escolha Viajar

*** Escolha Delirar estuvo en Bora Bora en noviembre de 2014 ***