Lençóis Maranhenses y artesanías con fibra de Burití

Lençóis Maranhenses y artesanías con fibra de Burití

América del Sur

Llegar al pueblo de Marcelino es un atractivo en sí mismo cuando se visita Lençóis Maranheses. Después de unos 40 minutos navegando por las aguas del río Preguiça, en dirección contraria a la que suelen hacer los turistas, se descubre una parte de la región que aún no ha sido muy divulgada.

Pero es en este pueblo, lleno de cultura, casas coloridas y mucho talento, donde nació una artesanía que ha conquistado a los turistas que van en busca de algo más allá de los lagos en medio del desierto. En la comunidad Marcelino viven dedicados artesanos que utilizan la fibra de Burití, un árbol característico de la región, para fabricar bolsos, sandalias, manteles y objetos decorativos que llevan un pedazo del noreste de Brasil a los cuatro rincones del mundo.

¿Conozcamos un poco más sobre las artesanías realizadas en Lençóis Maranhenses?

¿Quieres planificar un viaje a Lençóis Maranhenses?

Hablamos con Doña Sônia, una de las creadoras y responsables de la Cooperativa dos Artesãos dos Lençóis Maranhenses, una iniciativa de mujeres artesanas que viven en los pueblos alrededor de Barreirinhas, puerta de entrada a Grandes Lençóis Maranhenses.

Hoy, los habitantes del pueblo, con la ayuda del Sebrae Maranhão, promueven el Turismo Comunitario. Además de las artesanías, los residentes muestran a los turistas un poco sobre la vida en la comunidad, que termina siendo la fuente de ingresos de varias familias del lugar.

“He vivido aquí durante 40 años. Cuando llegué a Marcelino, mi vida era trabajar en la agricultura. Luego reuní a las mujeres, formé un grupo para trabajar en manualidades. Luego, el SEBRAE vino a capacitarnos con talleres y cursos para organizarnos mejor en el teñido, acabado y modelado de bolsos que pudiéramos fabricar para el mercado”, explica Sônia.

artesanía sonia artesanal barreirinhas de fibra de burití

Después de mejorar su plantilla, formaron una asociación; entonces ya no era sólo un proyecto de Povoado Marcelino. Con el tiempo, formaron la Cooperativa de Artesanos Lençóis Maranhenses, con sede en Barreirinhas. A partir de entonces el trabajo se realizó en conjunto con otras comunidades de la zona rural.

“La gente produce en las comunidades y luego lo llevamos a Barreirinhas. Allí lo exhibimos, para venderlo a los turistas y también recibir pedidos”. En el pueblo de Marcelino también reciben a los turistas y tienen una pequeña tienda. Es posible ver de cerca el proceso de extracción, teñido, secado y confección de las piezas.

La actividad data de mucho tiempo atrás, siendo una tradición indígena. “Empecé a trabajar con fibra de Burití junto con mi madre, pero solo fabricábamos un tipo de producto, que era la bolsa para cadáveres. Luego, después de que llegó este conocimiento, comenzamos a trabajar con otro tipo de trama. Y pasó de generación en generación”.

A continuación se ofrecen algunos consejos para disfrutar de los Lençóis Maranhenses:

Hojas artesanales de fibra de burití de Maranhão.

Fibra de burití: el material que da vida a la artesanía de los Lençóis Maranhenses

“Tenemos una persona dentro de la comunidad capaz de sacar el ‘ojo'. Va al pantano, luego toma el ojo y nos lo trae aquí a la casa de artesanía. Recibimos el ojo y retiramos la fibra”. Es en el ojo, nombre que recibe la hoja más joven de Burití, donde está la fibra que se convertirá en paja al final del proceso.

Cabe mencionar que este proceso se realiza cada tres meses. El período es necesario para que nazca otra hoja y se pueda mantener la sostenibilidad del árbol de Burití.

“Estamos más preocupados por nuestra naturaleza, por los árboles de burití. También replantamos las arboledas de burití para no perder nuestro trabajo, porque si no replantamos, en unos días más ya no tendremos burití para darnos nuestro trabajo, nuestra artesanía”.

Lea también:

artesanías listas para la venta bolsos sombreros en fibra de buriti

Una vez cosechado, corresponde a las mujeres del pueblo quitar la fibra del burití: este es el comienzo del proceso de teñido. “Trabajamos con producción natural, con los colores de la naturaleza”, dice Sônia. Para teñir utilizan achiote, azafrán y otros tintes naturales, todos cultivados en el patio.

Después de teñir, pasa aproximadamente 5 horas con la pajita en el tendedero, esperando que se seque. Cuando se seca, se convierte en objeto de trabajo de manos expertas, que transforman todo en un producto para vender en todo el mundo – y conocido como la “artesanía de los Lençóis Maranhenses”.

artesanías fibra de burití maranhão bareirinhas bufandas maranhenses bolsos sombreros

“Hay mucha gente que viene aquí, entonces difunden nuestra historia. Pasan de uno a otro. Ya recibimos aquí muchas personas que, recomendadas por otras personas, vinieron a conocernos”, dice Sônia. El resultado final de tanto trabajo, Sônia lo presenta con orgullo, en las imágenes que ilustran este texto.

Si deseas visitar el pueblo, algunas empresas de turismo realizan la ruta. Puedes buscar Caetés o Vale dos Lençóis. El recorrido sale de Barreirinhas y se realiza en barco, navegando por el río Preguiças. Para saber más sobre la Cooperativa, conoce Artesol.

¿Te gustó el trabajo de los artesanos de la comunidad Marcelino y quieres saber más sobre la artesanía de los Lençóis Maranhenses? ¿Qué tal si estamos atentos a sus sitios web?

Sigamos adelante: Sitio web

Suscríbete a nuestro boletín